Otoplastia

La otoplastía ha sido desarrollada para corregir la ubicación de orejas prominentes y reducir el tamaño cuando son demasiado grandes.
La técnica consiste en hacer una pequeña incisión detrás de la oreja, se retira exceso de cartílago o se talla de manera que la oreja pueda plegarse más y dirigirse hacia atrás en una posición natural.
Es una cirugía ambulatoria, por lo tanto, se egresará al paciente el mismo día de su cirugía.
Se utiliza anestesia local más sedación
Tiempo de cirugía: 1 hora
Tiempo de recuperación: de 5 a 7 días.
CONSECUENCIAS POST-OPERATORIAS:
Cualquier procedimiento quirúrgico entraña un cierto grado de riesgo y es importante que usted comprenda los riesgos asociados a la OTOPLASTÍA, los cuales pueden ser:
• Hemorragia
• Infección
• Reacciones alérgicas
• Dolor severo